Saltar al contenido

{ 28 – III } Ahorros que sanan

by en 28/03/2013

Aunque no paramos de oír y de hablar sobre recortes por doquier, sabemos que hay cosas que no terminamos de hacer bien, que hay excesos que nos vienen mal. Pero hay dos diferencias fundamentales entre los primeros y la solución a lo segundo: el agente y el resultado.

Los recortes vienen impuestos por políticos sin agenda propia que además rarísima vez podemos sospechar que tengan la menor idea de lo que provocan. Y son recortes perniciosos, como desvelarán las estadísticas de mortalidad y de esperanza de vida los próximos años.

Pero hay determinados recortes y ahorros propiciados por personas expertas, y suelen suponer una solución positiva a un problema real detectado. Es lo que ocurre con los antibióticos. Son auténticas bombas contra los microorganismos patógenos, y contra los benéficos. Y para colmo las bacterias evolucionan y se les hacen resistentes. Pocas veces más certero aquello de “peor el remedio que la enfermedad”.

Pues bien, en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla han puesto en marcha su sentido común y su voluntad de hacer las cosas de forma un tanto distinta con el objetivo de reducir esa resistencia a los antibióticos de las infecciones.

Y lo están logrando.

Si hay algún político en la sala, también han logrado ahorrar, sin perjudicar de ningún modo la calidad de su servicio.

From → Marzo

Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: